20.2.08

Buses

Hoy cedo la palabra a M, que yo no estoy muy inspirada.
Allá va:

Está claro que hay unanimidad en esto de que el alemán es un idioma complicado. Habitualmente se menciona el tema de las declinaciones para dar idea de su dificultad. A menudo sin embargo, ni siquiera se sabe de lo que se habla cuando nos referimos a declinaciones. Esto pasa si comentas estas cosas, digamos con un inglés. Yo prefiero poner el ejemplo de la formación de los plurales, mucho más sencillo de entender. ¿Cómo puede ser que hasta esto se complique en el alemán?

El hecho de que no haya reglas fijas en la formación del plural puede causarte la ruina. Así me lo hace saber un colega mexicano, que acto seguido pasa a relatarme su anécdota. Al parecer, cuando vino a hacer la entrevista de trabajo hace ahora unos dos años y medio, su alemán presentaba ciertas lagunas. Desde la ciudad alemana en la que vivía, se hizo llegar a la aldea de Eggelsberg en transporte público. La entrevista, relajada, la mantuvo con la jefa del departamento de capital humano e hija del dueño de la empresa, una mujer joven y atractiva. Finalizada la misma y puesto que ya no había autobuses en los que volver a Salzburgo, la hija del dueño se ofreció amablemente a llevar a mi amigo en coche hasta un pueblo cercano desde donde pudiera tomar un tren de regreso.

Ya en el coche, queriendo romper un incómodo silencio, el mexicano comentó algo así como: "Also, gibt es keine Busen hier?" La respuesta se hizo esperar unos segundos. La mujer miró con cara dubitativa a mi amigo, preguntando a su vez algo así como: "Meinst du Busse, oder?" Al llegar a su casa el mexicano miró ansioso el significado de "Busen" en el diccionario. Una chingada pues, pero aquí estoy, me comenta divertido.

M

1 comentario:

Marona dijo...

Pobrecito! ay... menos mal que hay gente comprensiva por el mundo. A mí me pasa con el plural de Vogel, que es Vögel. Pero es muy fácil equivocarse y decir vögeln. :D:D:D
Besos!