18.2.08

Masa madre IV: Volvemos a empezar

Parecía que iba bien, pero he tenido que desechar la masa madre que había preparado, pues la harina que estaba utilizando era demasiado 'floja' y no acababa de activarse.

Así que hoy he conseguido salvado de espelta, y lo he añadido a una mezcla igual a la que preparé la semana pasada. Las levaduras naturales presentes en el salvado han obrado el milagro, y en cuatro horas la masa ha empezado a burbujear.

Ahora sólo hay que cruzar los dedos y alimentar a los 'bichicos'. Estoy impaciente por ver qué panes salen de este experimento...


PS: Después de publicar el post me he dado cuenta de que quizá mi primera masa no era tan floja, sino que debía haberle dejado algo más de tiempo, tal y como se dice aquí. Las burbujas de los dos primeros días son producidas por bacterias que acidifican la masa. Las levaduras se activan más tarde, cuando el medio es lo sificientemente ácido.

2 comentarios:

Ibán dijo...

Exactamente :)
Mucha gente se desanima porque la masa no tiene volumen, y acaba tirando una masa madre que creen "muerta", y los bichitos están ahí!! (lo mismo que cuando dejas sin usar la masa madre mucho tiempo). En el enlace usan zumo de naranja, otra gente usa yogur (también ácido). Yo preferí no liar las cosas y usar sólo harina y agua. Entre otras cosas porque es como lo hago yo :)
Seguro que esta vez todo va bien!! Sobre todo, paciencia! Los bichitos son nuestros amigos!!
Vete calentando el horno, que llega lo bueno!

con Ka dijo...

Gracias Ibán, creo que esta vez va a funcionar, lo presiento :D
Ayer hice un pan con levadura comprada y no sé qué hacer con él, porque me ha salido soso y con sabor a levadura, ¡puaj!
¡Masa madre ya!