29.4.08

Grün, Grün

Como hoy está el día tristón voy a colgar fotos que hice ayer en el caminillo de delante de nuestra casa, en esta orilla.
Ayer fue un día verde.

Y rosa, amarillo, azul, blanco... Un día tan bonito, que hasta la cabecera de este blog cambió de aspecto.



















Ah, la última foto es de una alfombra de Bärlauch que crece justo delante de casa. Olía a ajo...

28.4.08

Kellerfest

Había oído decir que la primavera en estas tierras es espectacular, que todo se cubre de verde y de flores y que la Naturaleza se abre camino allá donde antes sólo había nieve y tierra oscura.
Y realmente ha sido así. En un par de semanas los árboles se han transformado por completo y hay verde por todas partes.

Sin embargo, hay un fenómeno que me está resultando aún más llamativo: las gentes también se han transformado. De pronto, todos mis vecinos se han desperezado y han salido al solecillo, se han puesto a trabajar en sus jardines y han acondicionado sus terrazas. Si no fuera porque los he visto coger el coche por las mañanas para ir a trabajar, pensaría que han estado todo el invierno metidos en casa, hibernando como los osos.

Igual que las abejas, los pájaros y las hormiguitas, los lugareños han iniciado sus actividades al aire libre, lucen más alegres, más relajados. Te saludan con efusividad ¡y se les oye reír y silbar!


Lugareños de excursión

De pronto, todo Laufen y Oberndorf se ha echado a la calle y aparecen carteles anunciadores de todo tipo de celebraciones. La palabra 'Fest' está por todas partes, e indica que el 1 de mayo se acerca...

El viernes inauguramos nuestra temporada de 'Fest's en Eggelsberg. Cenamos con los compañeros de trabajo de M: un mexicano, un sueco, un finlandés, un japonés, dos franceses y nosotros. Aquello parecía la ONU. Sigo pensando que el inglés es un gran invento.

Después de la cena fuimos a la 'Kellerfest' del pueblo, y salvo por los 5€ de la entrada, aquello era igual que cualquier fiesta de cualquier pueblo del País Vasco. Había barro en el suelo y adolescentes bebiendo como cosacos. Creo que sufrí una regresión al pasado.

Realmente, las gentes andan con la sangre alterada estos días.

24.4.08

Sin candado


En las cabinas de teléfono de Oberndorf hay listines telefónicos. Siempre que paso los veo ahí y me sorprendo a mí misma pensando 'en España los habrían quemado/robado/roto hace tiempo'.
Ocurre lo mismo cuando veo una bicicleta aparcada y sin candado. Me parece increíble que alguien pueda dejar su bicicleta así, y más increíble aún que, al volver, la encuentre tal y como la dejó.

Me preocupa pensar que para mí lo 'normal' es ver cabinas inservibles y bicicletas con tres candados.

23.4.08

Sant Jordi

Sin darnos cuenta llega el 23 de abril. Miramos las noticias de TV3 por internet para ver si Barcelona sigue tan bonita como siempre, como cada primavera.
Sí, ahí sigue, los árboles ya tienen hojas y luce el sol. Mira, la gente va sin chaqueta, seguro que ha hecho un día precioso.

Como hace un año.
Después del trabajo cogimos un autobús para llegar cuanto antes a la Rambla de Catalunya, a la 'parada' de la librería Central. Justo a tiempo antes de que Enrique Vila-Matas finalizara su turno de firmas.
Y de vuelta a casa, 10 rosas por un euro.

Cuando intuyes que pronto te irás intentas guardar el mayor número posible de recuerdos, por si algún día necesitas echar mano de ellos durante un rato. Como hoy.

Feliz Sant Jordi.

22.4.08

Seniorita

- Sie sprechen sehr gut Deutsch, woher kommen Sie?
- Eh... aus Spanien.
- Ah! Spanien! Málaga!
- ...
- Valencia!
- Nein...
- Madrid!
- Nein, nein, aus Nordspanien.
- Ah! Seniorita!

El hombre de la ventanilla me guiña el ojo y me entrega los billetes.
Cada vez que digo que soy española los lugareños sonríen y me hablan a voces de lugares como Peñíscola.

Al menos esta vez no me han dicho 'Buona sera!'.



17.4.08

Día de mercado


Hoy he hecho la compra en el mercado de Andräplatz, frente al Schloss Mirabell, el mercado de los jueves en Salzburg.
He llegado a la hora del almuerzo, así que me he unido a la multitud que rodeaba los chiringuitos de salchichas y me he pedido una con su mostaza (mucha mostaza) y su pan. Me la he comido allí mismo y he comenzado mi expedición.

Como no buscaba nada concreto, me he dedicado a mirar y remirar en todos los puestos y he encontrado queso curado, calabaza, pepinos y unas mini cebollas que me decían '¡por favor, llévanos contigo!', y claro, no me he podido resistir.


Pequeñas grandes cebollas

También había muchos puestos de carne, y me comprado una rodaja de Käsleberkäse para el almuerzo de mañana. El mercado estaba a rebosar de flores y plantas, muchos pensamientos, geranios casi fluorescentes y hierbas aromáticas.

Lo que más me ha gustado ha sido comprar un manojo de Bärlauch (ajo de oso) a una mujer con pañuelo en la cabeza. Tenía los manojos en cubos de agua, para mantenerlos frescos, y me ha explicado cómo preparar una sopa a base de Bärlauch, patata y cebolla.

Creo que vivo rodeada de esta planta (he visto a lugareños comérselo tal cual, entre pan y pan) pero no me atrevo a llevármela a casa sin consultar, así que de momento me dejo guiar por 'expertos' y probaré qué tal sabe. La hojita que he probado tenía un sabor a ajo fresco algo fuerte, pero muy rico. Creo que esta noche cenaremos Tzatziki.

15.4.08

Freilassing

El pasado miércoles visité por primera vez Freilassing, allí donde todo es más barato, más ameno y mejor, y Maronix buscó sin éxito las galletas mágicas.

T, en su afán de socializarme a toda costa, me había invitado a su clase de English Conversation, y allá fui, en el bus regional 853.
El trayecto dura escasamente 20 minutos y, tras parar en el instituto y el cementerio de Laufen, se dirige hacia el sur pasando por Oberheining, Fisching, Abtsdorf (donde el lago), Saaldorf y Maulfurth. Todo son granjas, enormes casas, prados y Gasthäuser.

Lo primero que se ve al llegar a Freilassing son las piscinas municipales y una zona con grandes supermercados. Esto ya es señal de que Freilassing no es un pueblo cualquiera. Con sus 16.000 habitantes, se le puede llamar ciudad, ya que dispone de todo tipo de servicios y, sobre todo, de una estación de ferrocarril que une Múnich con Salzburgo y Viena.

Llamada Salzburghofen hasta el siglo XIX, siempre fue un suburbio de la ciudad austríaca, hasta que después de las guerras napoleónicas el Saalach pasó a marcar la frontera entre Baviera y Austria, y la nueva Freilassing pasó a ser un gran centro ferroviario y comercial donde los austríacos iban a comprar todo tipo de productos, siempre más baratos.
El 25 de abril de 1945 fue destruida por completo por bombarderos aliados, así que todo lo que se ve hoy es de muy reciente construcción, salvo algún edificio más o menos antiguo, como la Feuerwehrhaus (antiguo parque de bomberos), hoy museo de la ciudad.


Alte Feuerwehrhaus

Como tenía tiempo antes de la clase, me di un paseo por las calles del centro. Había bastantes tiendas y unas cuantas cafeterías (apenas vi lugareños; eran las 17.00h). Entré en un supermercado-droguería, y no me pareció que aquello fuera especialmente barato comparado con Oberndorf o Salzburg. Quizá algo más barato, pero no mucho. Supongo que ahora que en Salzburg hay más centros comerciales los precios se habrán igualado bastante.

Después de tomarme un café fui a la Hauptschule, donde T me presentó a sus alumnas. Casi todas son mujeres jóvenes que han estudiado inglés o han vivido un tiempo en el extranjero y no quieren perder la fluidez en el idioma, así que la clase fue amena y pude conocerlas un poco. Fue un alivio poder charlar durante un rato sin tener que pararme cada poco a pensar cómo seguir. En mi clase de alemán no opino para no tener que construir frases de más de cinco palabras.

14.4.08

De legumbres

Cuando leí el post de Marona sobre lo difícil que resulta encontrar garbanzos en Austria pensé que no sería para tanto. Por aquel entonces llevaba aquí menos de diez días y cuando iba al supermercado ya tenía bastante trabajo con descifrar etiquetas de productos desconocidos, así que no fue hasta pasadas unas semanas que me entró antojo de legumbre y me di cuenta de que, efectivamente, ella tenía razón.

Claro que se pueden encontrar garbanzos en estas tierras, pero no en el súper del barrio. Y en Laufen y Oberndorf no hay muchas tiendas de alimentos 'exóticos', así que en mi último viaje a España me traje en la maleta un paquete de garbanzos Hacendado, de los normales, los de a diario, los que compraba en Barcelona.

Y ahí han estado, en el armario de la cocina, esperando a que M volviera de su segunda estancia en la Península y me trajera choricillo del bueno.
Este fin de semana hemos degustado un plato exótico donde los haya: Cocidito de garbanzos con zanahorias, pimiento, choricillo, cebollita, tomate....



13.4.08

„Glück auf!“


Hoy hemos remontado el Salzach hasta Hallein y la mina de sal de Bad Dürrnberg , uno de los lugares que dio nombre y riqueza a Salzburg.

La oficina de información de Hallein estaba cerrada, como siempre que salimos de excursión en domingo, así que hemos seguido las señales de la carretera hasta Bad Dürrnberg. En lo alto, los grandes edificios de la antigua mina sirven hoy como cafetería, tienda y centro de visitantes. Después de pensárnoslo un par de veces (17€ por cabeza) hemos pasado por caja y nos hemos puesto el mono blanco reglamentario.

En nuestro grupo había unos diez austríacos, dos japoneses y nosotros. Hemos bajado unas escaleras, nos hemos parado sobre la señal de 'FOTO' escrita en el suelo, nos han hecho la foto de rigor y nos hemos adentrado en la montaña montados en una especie de tren formado por largos bancos.

Una vez en el interior de la mina, el guía ha ido explicando la historia de la mina ahora en alemán, ahora en inglés, aportando todo tipo de datos y anécdotas. Eso sí, antes de iniciar la marcha, nos ha hecho repetir varias veces el saludo-invocación de los mineros, "Glück auf!“, por si acaso.




Hemos descendido hasta 200m de profundidad a pie y mediante unos toboganes de madera, hemos cruzado un lago subterráneo que se utilizó en el pasado para disolver la roca de sal y enviarla a Hallein para ser extraída por evaporación. Nos han hablado de Wolf Dietrich von Raitenau, arzobispo de Salzburg, quien se enriqueció y enriqueció a su ciudad gracias al comercio de sal, y que mandó construir el palacio Mirabell para la madre de sus 15 hijos.

Para cuando hemos salido las fotos que nos han hecho al inicio ya estaban debidamente impresas y a la venta. 6€. Hemos decidido que ya nos hacíamos la foto nosotros mismos.
Bocadillo de pan de semillas (hecho en casa, por supuesto) con queso y lechugas, una manzana y paseo y café en Hallein antes de regresar a casa.


8.4.08

Aquí estoy yo




Si no puedes oir el clip, prueba a descargarlo desde aquí.

7.4.08

Abtsdorfer See


A unos pocos kilómetros de Laufen está el Abtsdorfer See, o Lago de Abtsdorf, también llamado Abtsee. Es mayor que el lago de Ibm y, al igual que en aquél está permitido bañarse y hay un camping que abrirá en verano.
También hay en su orilla una clínica privada a la cual acuden ricos estresados en busca de sosiego y descanso.



Se puede ir desde Laufen caminando o en bicicleta por el carril que discurre junto a la carretera. El lugar está acondicionado con un gran aparcamiento, un chiringuito y muchas mesas. También se pueden alquilar barcas.

Este sitio debe de ser precioso en verano. El día que fuimos hacía mucho frío y ya nos gustó, así que con un poco más de hierba y hojas en los árboles podría ser un buen lugar para cenar y tomarse una Weißbier fresquita al atardecer.


De momento no sacaremos el bañador


Eso sí, creo que pasaré del baño, porque, aparte del repelús que me da el barro en los pies, dicen los lugareños que en estos lagos se han pescado siluros enormes...

1.4.08

Autos und Kutschen

R: Mi profesor de alemán
N: El inglés de mi clase de alemán
K: Yo misma


R- Wie sagt man 'Auto' auf Englisch?
N- 'Car'
R- Und auf Spanisch?
K- ...coche.
R- Wie bitte?
K- Coche, c-o-c-h-e.
R- Ah, coche... wie 'Kutsche'?
K- Was ist 'Kutsche', bitte?
R- Ein Vehikel, ein Fahrzeug von Pferden gezogen.
K- Ah, Pferden, ja.
R- Und wie sagt man 'Kutsche' auf Spanisch?
K- 'Carro'
N- Ach so, wie 'Car'!
R- Genau! Dann die spanische Kutschen sind die englische Autos!


Me gusta mi clase de alemán, porque además de alemán aprendo español.
(E inglés, croata y, a veces, chino)