4.5.08

Maibaumaufstellen

Como en muchos otros lugares el 1º de mayo, además del día del trabajador, es el día en el que los pueblos de Baviera celebran la llegada del buen tiempo. Es el día en el cual se invoca al poder regenerador de la Naturaleza, la fertilidad de los campos y la fuerza masculina. Las semanas previas, los hombres de los pueblos han elegido un árbol de gran altura, lo han talado y han eliminado sus ramas dejando el tronco desnudo, el cual será decorado con coronas de pino, flores y cintas azules y blancas.

La víspera del día 1, los mozos montan guardia en torno al tronco, ya que es costumbre que algún pueblo vecino intente robarlo (robar un tronco de 30 metros de largo sin ser vistos) para pedir un jugoso rescate, generalmente en forma de barriles de cerveza. A la mañana siguiente todo el pueblo acude a la fiesta en la cual se retira el tronco del año anterior y el nuevo es levantado lentamente mediante palos y troncos más pequeños.

Estas trandiciones, tan ligadas al pasado rural y pagano de estas tierras, sirven actualmente para inaugurar la temporada de fiestas al aire libre. Después del largo invierno se aprovecha cualquier excusa para sacar a la calle las mesas y los bancos de madera y comer y beber durante todo el día.




El día 1 amaneció lluvioso y frío, pero decidimos echar un vistazo al lugar donde se celebraría el Maibaumaufstellen de Laufen, en un prado junto al cemeterio. Cuando llegamos allí había unos cuantos vecinos desayunando, pero poco más. Decidimos ir a Freilassing, donde mis compañeras del grupo de English Conversation me dijeron que habría bastante animación. Además, ese día se inauguraba la temporada en las piscinas municipales (estábamos a 12ºC).

Tras comprobar que los niños de Freilassing son inmunes al agua helada de las piscinas, nos unimos a la gente que almorzaba salchichas, Leberkäse y demás carnes en la plaza del ayuntamiento, todo amenizado por la banda municipal y regado con Weissbier. Dejó de llover. A la una un grupo de mujeres montó una larga mesa con grandes tartas caseras. Nos costó elegir sólo dos porciones para acompañar al café.




A las dos un grupo de hombres vestidos con Lederhosen y sombrero con pluma o penacho inició la erección del tronco de este año. Aunque los vimos bastante organizados, nos pareció que se tomarían su tiempo, así que decidimos volver a Laufen y ver cómo levantaban el Maibaum los hombres de 'nuestro' pueblo.


Los de Freilassing, muy organizados

En Laufen también habían empezado a las dos, pero parecía que iban con más calma, ya que entre impulso e impulso circulaban bajo el tronco unas cuantas jarras de cerveza y los jubilados se dedicaban a dar consejos a los jóvenes y al atareado maestro de ceremonias.


Los de Laufen tuvieron algún problema técnico

Mientras tanto, un gran número de vecinos celebraba el día comiendo bajo las sombrillas sin hacer demasiado caso a la banda de música y los niños que bailaban en un pequeño escenario. Ni siquiera aplaudieron cuando los hombres irguieron el tronco. Éstos, sencillamente, acabaron su tarea y se unieron a la fiesta, como todos los años.

4 comentarios:

Marona dijo...

Este año nosotros no hemos ido a verlo, nos hemos quedado haciendo el vago en casa que amenazaba con lluvia y nosotros semos de secano :D:D:D
Pero es una de las tradiciones más bonitas de estas tierras, se respira primavera... ¿no vendían "Pofesen"? Son como torrijas pero con semillas de amapola.

Paco Bernal dijo...

Joé, aquí no levantan ningún maibaum :-(. Aunque en el campo sí que lo he visto. Y en Burgenland se ponen también maibaums pequeños a la puerta de las muchachas casaderas, que a mí cuando me lo explicaron, me pareció que me había caido en un cuento de Grimm. Por cierto, las fotos molan tres kilos.
Saludetes,

Anónimo dijo...

hola es la primera vez que veo tu blogge y me an gustado las foto sobre todo la de los pasteles porque cuando estuve alli en viena en julio a ver ani hijo los pasteles que comi esran muy buenos un saludo

con Ka dijo...

¡Hola!

Marona: ¿'Pofesen'? No, creo que aquí son más de tartas hiper-calóricas con mucha nata y frutos secos... ¡es que los troncos en Baviera son muuuy grandes!

Paco: Claro, es que tú vives en la gran ciudad... ;)
Aquí les va más el tema de levantar troncos, yo creo que tienen algo de vasco los bávaros (salvo por el sombrero con la pluma, claro)
Me alegro de que te gusten las fotos.

Al/la visitante anómimo/a: ¡Bienvenido/a!
Lo de los pasteles por estas tierras es algo especial. Se elaboran como cualquier otro plato y se toman cualquier día, no sólo los domingos o los días de fiesta.

¡Gracias por vuestros comentarios!