27.12.08

Los que ya no están



Al volver a casa desde la Stille Nacht Kapelle pasamos por delante del cementerio de Oberndorf, que estaba abierto a pesar de ser ya de noche. Nos llamó la atención la cantidad de lucecitas que se veían dentro, así que echamos un vistazo.
Y resultó que la mayoría de tumbas tenían, aparte de una o dos velas (como las que ya lucían para Todos los Santos), desde pequeños centros de flores secas hasta abetos con sus luces y sus adornos y pequeños pesebres de cerámica. Se veía gente paseando por allí.

Nunca había visto algo así. Sé de quienes visitan el cementerio en Navidad o recuerdan a los que ya no están al reunirse para la cena de Nochebuena, pero lo de decorar las tumbas... Podría suponer ir un poco más allá y hacer partícipes de la fiesta a los que se fueron, o quizás sea un intento de mantener su recuerdo encendido durante los días más oscuros del año.
Sea cual sea el propósito, me pareció una costumbre muy bonita, el cementerio no tenía ese aspecto tétrico que tan poco me gusta, más bien parecía un jardín de luces.

5 comentarios:

María dijo...

Bonita costumbre. Feliz Navidad

Ana dijo...

Me parece una costumbre preciosa. Qué casualidad, el día de Navidad cuando salía de casa de mis padres y nos dirigíamos a casa de mi suegra a comer, pasamos por el cementerio de mi pueblo y recordé lo especial que era el día de Navidad cuando vivían mis abuelos. Nos reunían a todos, tenían un poder de convocatoria impresionante. Nostalgias, lo se.
Te deseo unas Felices Fiestas y que el Año Nuevo te colme de buenos deseos y mucha Salud.
Un abrazo.
Ana

Paco Bernal dijo...

Hola!
En Burgenland dejan sobre las tumbas los adventkranz y es tradicional ir al cementerio el 24 o el 25. Feliz navidad :-) (algo retrasada, pero bueno)

Noema dijo...

Una costumbre muy bonita, no la conocía.

Ch dijo...

Sí, la verdad es que es que es muy bonita, yo tampoco había oido hablar de ello.
¡Buenas fiestas!