25.12.08

Stille Nacht



El 24. de diciembre en el año 1818 el sacerdote asistente de entonces, el señor Joseph Mohr entregó en la recién fundada congregación San. Nicolás en Oberndorf al representante del servicio de organistas Franz Gruber (entonces también maestro de colegio en Arnsdorf), una poesía, con la petición de poder escribir una melodía adecuada para 2 voces solistas más el coro y el accompañamiento de guitarra. Con estas palabra describió Franz Xaver Gruber (el compositor de esta canción) la historia del origen del villancico " Noche de Paz! - Noche de Amor!" que hoy en día se conoce en todo el mundo.




Cuando nos mudamos aquí ya era enero, así que decidí dejar el post sobre la Stille Nacht Kapelle - la atracción turística de nuestro vecino Oberndorf - para cuando tocaba, es decir, la Nochebuena y la Navidad.

Esta pequeña capilla se encuentra en lo que queda del casco antiguo de Oberndorf, en el lugar que ocupó la iglesia de Sankt Nikolaus, derruida tras las inundaciones de 1890. Debido a las continuas crecidas del Salzach, los vecinos decidieron trasladar el centro del municipio hacia el sur, lejos del meandro, así que el casco antiguo queda hoy algo apartado de la actividad del pueblo.
Fuera de la temporada navideña es un punto a medio camino entre los dos puentes, al que se puede llegar andando, pero que no tiene demasiado interés.

Sin embargo, durante el Adviento se instala allí un pequeño mercado con un par de puestos de Glühwein y adornos navideños, y la oficina de correos de Oberndorf abre una sucursal desde la que se pueden enviar felicitaciones con sellos y matasellos especialmente diseñados para la ocasión.


Momentos solemnes


El día grande de la capilla fue ayer, 24 de diciembre.
A las 16.30h un grupo de trabuqueros disparó desde la colina sobre el río las salvas que precedían a la fanfarria de un quinteto de viento. Todos los congregados en el lugar dejamos nuestras tazas de Glühwein y nos acercamos a la capilla, rodeada ya por una multitud de turistas japoneses venidos en autobús. Muchos otros vinieron en el Lokalbahn especial - con vagones antiguos de madera - desde Salzburg y alrededores.

M y yo nos colocamos junto a un abeto cerca de la escalera de la capilla y pudimos ver algo, aunque no mucho. El alcalde de Oberndorf saludó a los presentes y relató la historia del villancico. El quinteto de viento tocó un par de piezas y el coro de Oberndorf cantó varias canciones populares desde dentro de la capilla. También se leyó un fragmento de Weihnacht, de Stefan Zweig. Finalmente, un dúo cantó "Noche de Paz, Noche de Amor" acompañándose de una guitarra, tal y como pide la partitura original.

En realidad se trató más bien de un concierto, porque no había mucho que ver. En la escalera de subida a la capilla se habían apostado los miembros de las diversas hermandades y grupos folclóricos del pueblo, que hicieron una ofrenda floral y se quedaron allí quietos el resto del tiempo.

Estuvo bien conocer el origen de un villancico tan conocido, aunque, como todos los eventos de este tipo, me temo que el año que viene se repetirá el mismo programa, y el siguiente, y el siguiente, con la misma gente y el mismo ritmo. Es lo que hace que algo se convierta en tradición, supongo.

2 comentarios:

Noema dijo...

Y otra tradición que tampoco conocía, parece mentira lo poco que sabemos de elementos tan populares en todo el mundo!
Un abrazo

con Ka dijo...

Sí, yo tampoco tenía ni idea de todo esto hasta que llegué aquí. En todas partes hay cosas interesantes :)