27.5.09

Procrastinando*

*procrastinar.

(Del lat. procrastinare).

1. tr. Diferir, aplazar.



Para esas tardes en las que te apetece hacer de todo menos lo que tienes que hacer...


Mantequilla procrastinadora
(Suena un poco raro, ¿no?)

Abre la nevera y saca ese bote de nata líquida a punto de caducar que nunca utilizaste.
Si tienes mucho tiempo, deja que la nata se temple un poco.
Vacía el bote en un frasco mediano, para que no quede lleno del todo.
Cierra bien el frasco.
Aprieta de nuevo.
Un poco más.

Agita el frasco con alegría, como si fuera una coctelera. Si fuera necesario, pon Fm4 para darle más ritmo al asunto.

Al principio hará bludp-bludp-bludp, mientras la nata siga líquida.
Pasados uno tres minutos, la nata empezará a montarse y sonará más como chuk-chuk-chuk.
Sigue agitando hasta que suene un Plock!

Abre el frasco. Verás que la nata ha cambiado de estado: por un lado unos grumos (la futura mantequilla), por otro un liquidillo parecido a la leche, pero algo más ligero**.




Coloca un pañuelo de algodón fino sobre un colador. Vuelca el contenido del frasco, poniendo debajo un recipiente para recoger el líquido sobrante. Aprieta ligeramente el pañuelo y ponlo bajo el chorro de agua muy fría, hasta que ésta salga limpia.
Si fuera necesario, aprieta la bola sólida con una cuchara sobre un plato para eliminar la mayor cantidad posible de agua. Esto evitará que se rancie.
Voilà, mantequilla para toda la semana, y Buttermilch para un batido de frutas, por ejemplo.




Más fotos, comentarios y recomendaciones, aquí.

** La parte líquida que sobra es lo que aquí llaman Buttermilch, aunque no es ácido como el que se vende para elaborar refrescos o postres, porque he partido de nata no ácida, llamada Süßrahm. Aunque no lo he probado, supongo que si hubiera partido de Sauerrham o Crema agria me habría quedado un liquidillo con más sabor a yogur... Eso lo dejo para otra tarde, que ya está bien de perder el tiempo.

11 comentarios:

Eva dijo...

Y la pregunta clave... ¿está rica?

Me la estaba imaginando mezclada con perejil, eneldo, estragón... Krauterbutter casera para la época de barbacoas. Mmmm

Marona dijo...

Pues eso lo voy a tener que probar ya, que lo de las magdalenas ya está muy visto y además gasta energía, jajajaja.
Voy a apuntarme todas las maneras posibles de procrastinar (ohú, que nunca me sale esta palabreja... después dirán del alemán, jejejeje) Besetes!

Ibán dijo...

Pues la verdad es que no está nada mal como procrastinación, difícil de superar ;) Lo próximo es hacer croissants con esa mantequilla (para procrastinar aún más, digo).
A mí hace años ("de joven"), como era muy vehemente con la nata montada, más de un día acababa con mantequilla :) Así que si no quieres hacer biceps, también se puede usar la batidora.
Hala, a seguir procrastinando con un pancito donde untar esa mantequilla.

Noema dijo...

(No te imaginas el "guau" que me ha salido leyendo esto.)
Acabas de salvarle la vida al bote de nata que tengo en el fondo de la nevera... qué idea tan estupenda.

Ch dijo...

La procrastinadora productiva!!!
(0: Y yo que me quedo con la tradicional lavadora...

con Ka dijo...

Eva: Está muy rica, tiene un sabor a leche muy suavecito. Lo que más me gusta de este método es que puedo decidir qué cantidad quiero hacer. Los paquetes comprados siempre se me acaban ranciando.

Marona: Pruébalo y me cuentas qué te parece comparada con la del mercado ;)
Hacer mantequilla es un gran desestresante durante los exámenes, lo recomiendo, jaja!

Ibán: Jo, si me pongo a hacer croissants se me va la tarde, la noche y el día siguiente! Sería demasiado :D
Lo del pan, igual me animo, que llevo tiempo sin hacer ninguno.

Noema: Oh, es todo un honor darle una nueva vida a esa nata ;)

Ch: Sí, productiva sí, pero no te creas, al menos la lavadora no engorda... :D

¡Abrazos a todos/as!

Arantza dijo...

¡Gracias, ka! Yo ya había visto a una amiga hacer mantequilla a golpe de cucharón de madera en un bol, pero el proceso era bastante largo (nos tragamos un par de capítulos de "Sex & the city"). Por eso nunca lo he intentado. Pero este método... ya sé cómo sustituir esos ejercicios para los tríceps que me daban tanta pereza :-)

María dijo...

Huy!!! Yo no voy a esperar a que casi caduque la nata. En cuanto termine de escribir empiezo a machacar un bote de nata que tengo en la nevera.

LA MARU dijo...

Qué chulada! lo malo es que para aprovechar la nata a punto de caducar voy a tener que comprar un pañuelo de algodón...no sé si me sale rentable la cosa ;)

Guru dijo...

¡Hola!

Mo puedo resistirme a hacer un comentario (te sigo desde hace un par de meses y hoy que salí del armario en el blog de Arantza, también era momento de asomar la cara por aquí). A lo que iba, la mantequilla así mezclada con ajo y perejil, de escándalo. Y el suero de leche, te sirve para hacer pan o bollos, también de escándalo.

Saludos desde el sur de Gran Canaria

Eva dijo...

La mantequilla procastinadora está deliciosa y es muy fácil de preparar. ¡Gracias por la receta!