23.6.09

Fin de curso

En todos los grupos de alemán en los que he estado ha pasado lo mismo. Me tiro tres meses yendo a clase tres veces por semana con la misma gente y sólo entablo conversación con el/la que sienta a mi lado y poco más.
Hasta que llega la última semana y de pronto, gente con la que he cruzado dos Ciao/Tschüss en todo el trimestre me pregunta cosas sobre España, y me pide la dirección de email y me pregunta si estoy en Facebook, y resulta que son gente interesante y simpática.

Y pienso "¿No podíamos haber hecho esto antes?", con la de cafés que me he tomado sola...

3 comentarios:

Ch dijo...

Y seguramente tú no eres la única que piensa esto; pero, creo que en el fondo somos perezosos.
Un abrazo,

con Ka dijo...

Tienes razón, a veces pienso "total, si en unos meses me voy", y no hago el esfuerzo. Parece como si no pudiéramos tener amigos a corto plazo, ¿no?

LA MARU dijo...

jiji, sé de lo que hablas...será que somos lentos por naturaleza...