10.7.09

Saludos desde el pueblo de las avellanas

Este blog está en obras.
Durante los próximos días cambiará de aspecto y de temática: Dejaré de hablar de mi vida entre Alemania y Austria y pasaré a comentar lo que veo en Urretxu, el lugar donde en un tiempo abundaron las avellanas.
No sé si este pueblo se parece a aquel que dejé hace casi nueve años. Aún no he tenido tiempo de averiguarlo, estoy demasiado ocupada superando el Shock Cultural Inverso.
Y eso que sólo he pasado un añito y medio en Europa. (Bueno, y tres en Zaragoza y cuatro en Barcelona)

Eso sí, el título del blog no cambia. Me gusta mirar las cosas desde la otra orilla.