14.12.09

Talos de Santa Lucía

Durante los últimos meses he tenido el blog algo abandonado. A veces por pereza, otras por no saber qué contar, el caso es que me he pasado el otoño sin decir ni mu. Menos mal que Noema me invitó a participar en el juego de Adviento de este año; con este empujoncito, retomo oficialmente la actividad bloguera.




Pedí a Noema que me reservara el día de hoy para poder hablar de la fiesta que oficialmente inicia la Navidad en Urretxu y Zumarraga: La feria de Santa Lucía, que se celebró ayer, 13 de diciembre. Tradicionalmente, esta feria ha sido el punto de encuentro de ganaderos y criadores de caballos, tanto de la zona como de las comunidades cercanas. En este día se cierran tratos y se aprovecha para comer con los amigos a los que sólo se ve una vez al año.



La compraventa de ganado ya no es lo que era (y este año con la crisis, dicen que ha ido a peor, como todo), pero la feria ha ido creciendo y en las plazas y calles de los dos pueblos una puede encontrar todo tipo de productos: manzanas, verduras, dulces, ropa, artesanía, aperos de labranza...




Una de las cosas que me gustan de este día es el olor que flota en los mercados, proveniente de los puestos de talos que desde la mañana tientan a los visitantes.
El talo es una torta de harina de maíz que se cocina a la plancha y se rellena de chorizo, panceta, queso o, para los golosos, de chocolate.




Para hacer talos hay que mezclar la harina con un poco de sal y agua caliente, amasar, hacer una bola y golpearla con la palma de la mano hasta dejarla finita. Sólo eso. No hay cantidades fijas, todo se hace a ojo.
Y sin embargo, es tan difícil hacerlos bien... Me hubiera gustado contaros cómo los hago yo en casa, pero las pocas veces que lo he intentado me han salido muy secos, o muy gruesos, o muy frágiles. Por eso prefiero aprovechar los días como el de ayer para observar a los que saben, elegir el puesto donde los hagan más finitos y almorzar un talo calentito que, además de llenar la tripilla te calienta las manos.




El aroma a maíz tostado recuerda a platos del otro lado del charco, allá de donde vino, a la vez que nos acerca a las cocinas de nuestras abuelas. Un aroma antiguo y reconfortante.
Si visitáis alguna de las ferias de invierno que se celebran por estas tierras, haced caso a vuestra nariz, ella sabe dónde está lo bueno.

35 comentarios:

Noema dijo...

Ahora mismo me desayunaba uno relleno de chorizo acompañando al café de la mañana. Mi abuela, de La Hermida, en los Picos de Europa, hace unas tortas de maíz que tienen que ser primas hermanas de lo talos. Te tomamos la palabra y esperamos a que vuelvas a decir mu. Muchas gracias por participar :-D

Zerogluten dijo...

Hace un par de meses estuve en la cocina de Babette en un curso de talos y la verdad es que fue una bonita experiencia. Es cierto lo que dices. Creo que pillarle el punto no es nada fácil, pues al ser la harina de maiz una harina que carece de gluten no es nada fácil de trabajar.
Pudimos degustarlos con una chistorra que era una delicia, piperrada, chocolate, miel... una pasada. Me hubiera encantado darme un paseito por esos puestos contigo, disfrutando del olor, del frío y de esos paisajes maravillosos que disfrutais por alli.
Mil besos sin gluten y feliz Navidad.

cannella dijo...

Con el frío que hace hoy por aquí, ¡apetecen, fijo! Feliz Navidad.

Maite (Mai) dijo...

Buenos días con Ka ni Mu!
Estoy de lo más contenta al leer tus palabrejas que para haber estado en el baúl se las ve de lo más fresquitas y resueltas... ¡ádios naftalina! ¡Bienvenida charlatanería invernal!

pityenlacocina dijo...

que bonita tradicion la de santa lucia, y que deliciosos esos talos, te felicito, besitos desde londres

PILAR dijo...

La de tradiciones que estoy conociendo con este calendario. Y la de blogs que voy descubriendo. Una autentica maravilla. Los talos deliciosos.
Saludos!

cosas de cocina dijo...

..."por Santa Lucía, menguan las noches y crecen los días".Siempre se lo he oído decir a mi madre, abuela de Noema:).Ahí arriba, por Suecia y Noruega también celebran bastante este día.Gracias por la entrada, es muy original y apetitosa!

Marcela dijo...

No conocía los talos... Son parte de otras ferias como la que has descripto y documentado?
Me imagino también que la textura dependerá también del tipo de harina de maíz que se use... Qué ganas de probarlos!
Muchos saludos,

Marcela

Gemma dijo...

Ah! tengo una hambre horroroso casi se me cae la baba delante del ordenador viendo esos talos. Estoy aprendiendo un montón con este calendario. Un placer.
Muas!

Núria dijo...

Hola con Ka, que bonita esta feria y los talos...me comeria uno ahora mismo dulce o salado...me apunto a todo.
un beso

Palmira dijo...

Nunca he probado talos pero con este frio seguro me encantarian !
Un saludo,

Elvira dijo...

Son tantas las maravillas que he escuchado de los talos que bien se merece un viajecito por esas maravillosas tierras para comer uno, bueno un par,jaja.Un saludo

Las recetas de Abunany dijo...

Que delicioso se ve ese talo !!!! y hermosas fotos !!

Un beso , cuidate , !!!FELICES FIESTAS !!
Nancy

Cociña Poética dijo...

Qué rico, me está oliendo aquí!!!Cuántas veces las cosas tan sencillas nos transportan a la infancia , eses olores básicos que nos marcan , para mí es el olor de los ajos friendose .

MªJose-Dit i Fet dijo...

Como me gusta descubrir nuevas cocinas, la tuya huele estupendamente asi que aquí me veras mas veces vale? porfi ahora que ya has cogido el hilo no lo sueltes ehhh :)) ummm como me gustaria poder saborear un talo, nunca los habia oido...un besoooo

Nieves dijo...

Mi madre (cántabra) sigue haciendo su "borona" de harina de máiz todos los inviernos con un ritual que recuerda a lo que ellos comían en la postguerra, cociéndolo en el suelo de la chimenea. A veces también no hace churros de esa masa y están buenísimos. Pero es difícil encontrarlos por la calle ¡con lo que a mi me gusta comer por ahí! asi que he disfrutado viendo esos talos maravillosos.

margot dijo...

Que bonito resumen,
me ha encantado ver esa feria.
A mi tamben me gusta comer por la calle estas cosas tipica.
Besos
Margot

YoSusan dijo...

Una entrada muy bonita, gracias por enseñarnos las tradiciones.Viendo las imágenes apetece comer mucho comer talos y disfrutar de esa feria.

Un abrazo

Marona dijo...

Bentornata! Bentornata! Nena, ¡qué ilusión que me hace que hayas vuelto a pillar el teclado!... te echamos mucho de menos, tenemos muchas ganas de saber cosas como las que hoy nos explicas y nos tienes aquí llorando de hambre y de sed delante del monitor. Anda, sé buena y no nos dejes tanto tiempo otra vez ":) Porfapliiiiiiiis... (bueno, esta carita es un intento de pestañeo de esos irresistibles... jejejeje) ¡Besotes!

tonicito dijo...

Ka, nos alegramos muchísimo de volver a leerte en el blog :) Por cierto, lo de los "talos" me ha dejado pensando... http://www.tasteofaustria.info/?p=198
¿momento Popeye? ;)
Besetes!
T.

Noema dijo...

Jeje, qué bueno Tonicito, supongo que conocerás la etimología del Taler en alemán, si la comparamos con la acepción de talo en la Cantabria rural (según la RAE) es realmente un momento Popeye.

María dijo...

Yo estoy deseando que llegue Santo Tomás para ir a por unos buenos talos.... Ay que se me hace la boca agua...
Por cierto, en Donosti está nevando así que tu pueblo tiene que estar ya blanco.
Saludos

Capricornio dijo...

Definitivo: la nariz te lleva a cosas buenas! y claro, me trajo hasta aqui, para saborear aunque visual los delicioso talos. Todo lo que es con harina de maíz es de mi agrado.
Gracias por las fotografias, tu tiempo y el relato, nos haces crecer culturalmente y asi nos sentimos compartiendo en el ambiente de Navidad. Saludos.

CRIS dijo...

Muy interesante tu entrada sobre este mercado de caballos,puedo imaginarme el olor de maiz de los talos, relamente me encantaría probar de hacerlos en casa.
Un beso

mavele dijo...

Hola,

Que bonita tradición,no conocía los talos, es más, pensaba que las tortillas de maíz eran exclusivas de este lado del charco. Quisiera probarlos, se ven de lo mas apetitosos

un saludo

Kako dijo...

Vengo tarde pero vengo. Linda tradición y totalmente desconocida. Soy del otro lado del charcho pero un plato como los talos no he visto en mi tierra, mas por México seguramente y han de ser parecidos. Jamás he cocinado con harina de maíz pero se me hace quebradiza.
Besos y gracias por esta entrada.

con Ka dijo...

¡Hola a tod@s!

Ante todo, muchísimas gracias por vuestros comentarios, me alegro de que os haya gustado el post. Estoy un poco abrumada por la cantidad de gente que se ha pasado por aquí en un sólo día, ¡hay que ver la capacidad de convocatoria de Noema! :D

Ahora me toca a mí ponerme al día, visitaros y seguir con el calendario, que aún quedan muchas tradiciones que conocer.

¡Un abrazo y felices fiestas!

con Ka dijo...

Tonicito y Noema, ¡menudo momento Popeye, me encanta!
Cuántos platos habrá que cogen el nombre del utensilio con el que se cocinan... yo siempre uso el ejemplo de la paella, pero seguro que cada región tiene el suyo.
:D

con Ka dijo...

Zerogluten, Marcela, Kako, tenéis razón, la harina de maíz cuesta amasarla, pero viendo cómo lo hacían en el mercado aprendí mucho. Se parece más a la arcilla que a las masas con gluten, y hay que tratarla como si fuera un bloque, digamos que con menos cariño que a una masa de trigo...
Compré un poco, a ver si me animo y practico en casa...

con Ka dijo...

¡Ah, y a los que se perdieron Santa Lucía, siempre les quedará Santo Tomás, como bien dice María!
:D

Ly dijo...

Nunca los he probado pero estoy segura de que no le pondría ninguna pega.
Me alegro de q esto te haya servido para empezar de nuevo con el blog.
Bs

Gloria dijo...

buena pinta!!!!

Zarawitta dijo...

¡Qué será la costumbre? Y es queme recuerdan a las tortillas de acá de México y digo lo de la costumbre por que sólo se me han antojado saladas jaja. Pero nunca está demás experimentar en esto de la cocina veremos como me va con los tradicionalísimos "talos"

Saludos a todas y ¡qué gusto!

Ivana dijo...

me encanta este calendario de adviento! espero que el año que viene no se note la crisis!
besitos y feliz navidad!

La cuina vermella dijo...

Nos ha encantado tu blog y tu post! gracias por hacernos jugar. Un beso.