21.5.10

Qué he estado haciendo...

Cuando volví de Alemania me puse a buscar trabajo haciendo lo que se suele hacer en estos casos: llenar la provincia y aledaños de currículums, apuntarme a todas la ofertas de trabajo que surgían, andar de aquí para allá... me llamaron para alguna entrevista, pero en general notaba que no había mucho que rascar, sobre todo para alguien con una formación como la mía, más relacionada con el diseño, el arte o la cultura. Si la industria anda de capa caída, cómo andará la cultura, que vive de subvenciones...

Podría usar el blog para desahogarme y quejarme de la poca seriedad de algunos servicios de empleo y empresas, pero creo que no merece la pena perder el tiempo.

Es mejor buscar soluciones, así que ahí va el proyecto que me ha tenido ocupada estos últimos meses:


Hace unos años formé parte del estudio Olelé, dedicado al diseño gráfico y web. Me quedé con el nombre y lo he transformado en taller. Mi portátil convive con telas, hilos, agujas, papeles de colores y abanicos, muchos abanicos.
Os invito a pasaros por allí y comprobar cómo ha crecido una pequeña idea que nació un caluroso verano en el Lokalbahn de Salzburgo.